Ahorra luz y gana tiempo para ti: ideas y trucos para olvidarse de la plancha

 |  admin

Con las subidas constantes de la luz y que cada vez utilizamos más tejidos sintéticos que hacen que la plancha no sea tan necesaria, sigue habiendo muchas cosas que puedes hacer para desterrar casi del todo la plancha de tus tareas semanales. Esto no significa que no haya prendas en las que no sea necesario usarla, pero con estos trucos, verás cómo tus prendas para planchar se reducen drásticamente. 

Primer paso, separa la ropa en la lavadora

Una buena manera de evitarse la plancha es separando las prendas más ligeras de las más pesadas, como las toallas, de otras más ligeras, que las aplastarán y harán que se arruguen mucho más. Si tienes varios cubos para la ropa, haz este ejercicio de separación cuando la eches a lavar y te ahorrarás un buen raro seleccionando la ropa. 

Asimismo, intenta separar la ropa según los tejidos con los que están compuestos (además de separarla por ropa blanca y ropa de color). Después, al elegir el programa que más te conviene, podrás elegir para la ropa que más se arruga –la de algodón y la de lino– un centrifugado a menos revoluciones. Puede que la ropa salga un poco más húmeda y tarde un poco más en secarse, pero también saldrá menos arrugada. 

Trucos para que la ropa salga menos arrugada de la lavadora

Para que tu ropa salga con menos arrugas y poder reducir el tiempo que dedicas a planchar, la clave está en elegir el programa y la temperatura a la que pones la lavadora. Los programas con un centrifugado más suave harán que no se arrugue tanto. Lo mismo que si lavas la ropa con agua fría. 

Asimismo, evita llenar la lavadora hasta arriba, de manera que la ropa no quede tan aprisionada. Y lo mismo con la secadora: lo recomendable es que dejes libre el 20% de la carga. 

Trucos para que secadora no arrugue la ropa

Aunque la secadora se ha convertido en uno de los electrodomésticos más apreciados en el hogar por su gran funcionalidad, lo cierto es que a veces sacan la ropa con muchas arrugas. Para evitarlo hay varias cosas que puedes hacer: 

– Divide la ropa por grupos de peso: las más livianas se secarán antes que las más pesadas. Si las separas, evitarás que la ropa que pesa más aplaste la más ligera y la arrugue. 

– No sobrecargues la secadora, ya que meterla a la fuerza solo hará que se arrugue más.  

– Al igual que tiendes la ropa cuando termina la lavadora, cuando termine la secadora, sácala para evitar que, con el calor que acumulan, se arruguen más. 

– Si tu lavadora cuenta con programa de aireación, úsalo tras el secado, ya que consigue disminuir las arrugas en buena medida.  

– Usa bolas de lana en la secadora, que harán que la ropa se ahueque y suavizan los tejidos, ayudando a que las arrugas desaparezcan. Además, reducen el tiempo de secado, puesto que absorben el agua y reducen la estática de la ropa.  

Aprende a tender para que la ropa tenga menos arrugas

Cuando tiendes la ropa de cualquier manera, la ropa coge muchas arrugas. Pero hay varias cosas que puedes hacer para que no se arruguen tanto y hasta puedas evitar planchar muchas de ellas. Así, es importante que saques la ropa de la lavadora según termine y, seguidamente, la tiendas. 

Después, coge prenda a prenda, sacúdelas y estíralas. Las camisas las puedes tender en perchas para que no cojan más arrugas. Mientras, el resto, tiéndela bien extendida y con pinzas en las costuras para evitar dejar marcas. Asimismo, deja bien de espacio entre cada prenda, para que se seque bien. 

Cómo tender cada tipo de prenda 

Dependiendo del tipo de prenda que sea, es adecuado tenderla de una manera u otra: 

– Faldas y pantalones: abrocha botones y cremalleras para que no se deformen y cuelga estas prendas del revés y con la parte más pesada haca abajo, así evitarás la aparición de más arrugas. Coloca las pinzas en las costuras. 

– Camisas: puedes tenderlas en una percha (mejor de plástico y con hombreras) y con varios botones abrochados para que no se deforme. Haz lo mismo con los vestidos 

– Camisetas, polos o sudaderas: después de extenderlas bien, cuélgalas por las axilas y pon las pinzas en las costuras. 

– Sábanas: son las prendas más difíciles de tender por su gran tamaño, pero también las que más cuesta planchar. Así, para que cueste menos, tiéndelas por los extremos con muchas pinzas, formando una especie de bolsa que favorezca el paso del aire. 

– Cortinas: cuélgalas en su sitio cuando estén aún un poco húmedas. Así su peso será suficiente para eliminar la mayor parte de las arrugas. Ahora si son de lino o algodón (lo habitual es que estén confeccionadas con una mezcla que incluya también tejidos sintéticos, que no necesitan plancharse), tendrás que pasarlas por la plancha para quitarles la arruga. 

Somos tu servicio de planchado de ropa y te solucionaremos la más aburrida tarea doméstica. Gracias a Montseplancha podrás dedicarte a lo que más te interese sin preocuparte del planchado y lavado de tus prendas de vestir. Mimamos tu ropa... cuidamos tu bolsillo!

Contacto

@ Copyright montseplancha 2021 | Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies | Design by IndianWebs 

CatalàEnglishFrançaisDeutschPortuguêsEspañol