10 consejos para guardar la ropa en perfecto estado

 |  admin

1.Para empezar escoge el lugar dónde la vas a almacenar. Tanto la que utilizas a diario en casa, como la de temporada que guardas hasta que llega su momento. Es necesario tenerla a mano y si es posible, a la vista.

Procura limpiar ese espacio o escoger uno lo más accesible y limpio posible. La ventilación es muy importante, el peor enemigo de tu ropa es la humedad. Consejo: haz filtro, si hay ropa que no has utilizado durante el verano o el invierno pasado, dónala a alguna asociación o recíclala.

¿Guardar la ropa y cuidarla? Dile adios a la humedad…

2. Lava tu ropa antes de guardarla… Sí, como lo lees. Incluidas mantas, colchas y edredones. Y si ya están limpias, tiéndelas para airearlas y pásales el aspirador. Si algunas requieren plancha porque las vas a colgar, lo mismo. Intenta que huelan lo mejor posible y que estén perfectamente secas cuando las vayas a organizar.

3. Encuentra el almacenaje ideal. Para esa ropa que vas a guardar sin ponerte, utiliza altillos, canapés de la cama, arcones, cajones extraibles para colocar debajo de muebles o incluso un trastero. Lo importante esque ese espacio se adapte a tus abrigos, tus camisetas, tus cajas… y que sea extremadamente práctico.

4. Maximiza el espacio. Siempre cajas antes que bolsas. Además de que se apilan, se llenan y se etiquetan mejor… Tu ropa no se arrugará y ahorrarás espacio.

5. Protege toda tu ropa de polillas e insectos. Distribuye bolsas especiales antipolillas en todos los compartimentos que organices: cajas, bolsas, percheros o fundas de ropa. Será una maravilla encontrarte tu ropa con un fresco aroma y sin sorpresas ni agujeros…

6. Tus mantas, colchas o edredones a raya. Siempre ocupan el máximo volumen en nuestro hogar y además las usamos de media de 6 a 8 meses. Te recomendamos que las almacenes en bolsas de plásico al vacío, así reducirás notablemente el espacio que ocupan y las protegerás a la vez.

7. Sábanas, fundas de almohada o toallas. El objetivo es reducir espacio por lo que es primordial que estén correctamente dobladas y planchadas, así como apiladas. Si son de fibras naturales, te recomendamos que las almacenes en bolsas de lino o cajas de plástico o madera.

8. Alfombras. Siempre llévalas a la tintorería antes de guardarlas, algunas incluso ofrecen el servicio de guardártelas durante los meses de verano. La forma ideal de almacenarlas es siempre enrollándolas y enfundándolas en algún film cuanto más grueso mejor. Consejo: recuerda evitar polillas, humedad y contrastes de temperatura.

9. Separa y etiqueta bien tus zapatos. Si quieres que no se estropeen las fibras, ni se deformen, ni se manchen… el mejor lugar donde almacenarlos es un zapatero. Primero deberás limpiarlos bien y si es posible aplicarles grasa o alguna crema de protección o hidratante. Si almacenas botas o botines es importante que los llenes con papel a ser posible de seda (no periódico, que podría dejar restos de tinta)

10. Bolsos, pañuelos, cinturones… ¡A guardar complementos! Lo mejor son las cajas y si quieres ser el rey o la reina de la organización, hacer fotos de qué va en cada caja, imprimirlas y pegarlas en el frontal de cada caja.

Somos tu servicio de planchado de ropa y te solucionaremos la más aburrida tarea doméstica. Gracias a Montseplancha podrás dedicarte a lo que más te interese sin preocuparte del planchado y lavado de tus prendas de vestir. Mimamos tu ropa... cuidamos tu bolsillo!

Contacto

@ Copyright montseplancha 2021 | Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies | Design by IndianWebs 

CatalàEnglishFrançaisDeutschPortuguêsEspañol